Roben un casc en un homenatge militar, el converteixen en planter i el reubiquen al Museu per la pau de Gernika

Uno de los activistas se enfrenta a 3 años de cárcel

De Sin Kuartel de Insumissia

Video de la acción en You Tube (3 min)

Tras haberse llevado un casco militar de la exposición de homenaje al Regimiento Garellano que se realizó en el centro municipal de Basurto, en Bilbao, del 1 al 9 de diciembre, el grupo antimilitarista KEM-MOC de Bilbao lo ha entregado transformado en kaskulore hoy en un acto público para que sea reubicado en el museo de la Paz de Gernika. La entrega se ha realizado tras una rueda de prensa celebrada en Astra, antigua fábrica de armas que es ahora fábrica de creación cultural. Al acto han asistido como muestra de apoyo personalidades del mundo de la cultura, de los movimientos sociales de Bizkaia y de la Universidad. Con esta acción el KEM-MOC pretende denunciar los ejércitos y sus guerras, considerando que es obsceno homenajear a los causantes de tanta muerte, destrucción y miseria.

 

alt

 

Según declaraciones de los antimilitaristas en la rueda de prensa celebrada hoy en Gernika, “es un insulto a la razón y una obscenidad homenajear a militares que han participado en conflictos cuyas consecuencias se miden en cientos de miles de muertes”, refiriéndose a las guerras de Cuba y Marruecos que se saldaron con 200.000 y 46.400 muertes respectivamente.
Los antimilitaristas han elegido Gernika por lo que históricamente simboliza, y han entregado el casco transformado en kaskulore al Museo de la Paz.

Asimismo, han dado la rueda de prensa en Astra, un lugar que a su juicio es un ejemplo de lo que debería hacerse con cualquier instalación militar o fábrica de armas: reconvertirse al servicio de la sociedad, de la cultura, la salud, la educación etc.

 

 

alt

 

Al acto han asistido como muestra de apoyo a los y las antimilitaristas personalidades del mundo de la cultura, de la Universidad y de los movimientos sociales de Bizkaia. Así, han participado en la rueda de prensa el músico Natxo de Felipe, el profesor de la UPV/EHU Pedro Ibarra y representantes de colectivos sociales como Ekologistak Martxan, Gernika Gogoratuz o Ideasur.

Los antimilitaristas han defendido la desobediencia civil y la acción directa noviolenta como herramientas para la transformación social necesarias para construir una sociedad más justa.

Para finalizar, han hecho un llamamiento a la desobediencia y a que la sociedad se movilice en contra de una cultura del miedo y de la guerra.

 

alt

 

El pasado jueves 6 de diciembre el KEM-MOC hizo una acción directa noviolenta encadenándose en los vehículos de la exposición, con el lema “ningún ejército defiende la paz, ejerzitoak apurtu”.

Simultáneamente, se llevaron un casco de la época de la guerra civil “para reubicarlo y hacer que este tipo de actos sean organizados como recordatorio de las atrocidades de la guerra y no para celebrar la existencia de este regimiento”, según comentan miembros del colectivo.

 

alt

 

Según miembros del colectivo antimilitarista, “en una coyuntura en la que se ha recortado cerca del 14 % en los presupuestos para Sanidad y servicios sociales, más del 20% en educación y cultura y las mujeres maltratadas están quedando completamente desamparadas, por ejemplo, el Ministerio de Defensa mantiene sus partidas, se esconden partidas para inversiones en I+D militar a través de ministerios como el de industria, y los compromisos adquiridos para grandes operaciones de armamento han alcanzado cotas superiores a los 30 millones de euros”.

Apoyo a un activista del KEM-MOC juzgado por una acción noviolenta contra el ejército

En diciembre de 2012, el Grupo Antimilitarista de Bilbao (KEM-MOC) llevó a cabo una acción noviolenta en una exposición de homenaje al ejército. Por ello, el próximo 21 de enero uno de los participantes en la acción se enfrenta a un juicio con una petición fiscal de 3 años de cárcel. Muéstrale tu solidaridad enviando por vía postal o por fax esta carta al juzgado, la fiscalía y la Consejería de Seguridad del Gobierno Vasco.

Leave a Reply