Nuevos caminos desde la lucha antimilitarista

Por: Ainhoa Ruiz

El creciente impulso institucional que se está dando tanto desde la Generalitat (Resolución 1141/X, de 16 de julio de 2015, y la Moción55/XI de 14 de julio de 2016), como desde el Ayuntamiento de Barcelona (Declaració Institucional del Plenari del Consell Municipal de Barcelona de 26 de febrer de 2016) a algunas reivindicaciones históricas de la lucha antimilitarista, nos lleva por fin a tratar debates escasamente abiertos a la sociedad y al público en general, en un marco donde el antimilitarismo parece estar relegado al olvido ahora que la formación militar no es una obligación en el Estado español, y por tanto ha dejado de ser una lucha de primera línea como podríamos decir que lo fue entonces.

Dentro de este contexto social e institucional podemos remarcar la importancia de abrir una nueva etapa para la lucha antimilitarista. Esto queda reflejado en varios puntos, el primero cómo las reivindicaciones antimilitaristas revelan el papel de instituciones que podríamos tachar de antidemocráticas, como está demostrando ser la Fira de Barcelona, que a pesar de recibir y tener una gran parte de participación pública trabaja al margen de la voluntad popular traducida en resoluciones institucionales, que se están vulnerando cuando se permite la ampliación del espacio ocupado por el ejército en un espacio educativo.

brsmall.previewHay un bloqueo deliberado, por tanto, del debate que plantea el antimilitarismo ligado al mundo de la educación por parte de una administración que no debería tener este papel, y que otorga más importancia a las voces que justifican la presencia del ejército en espacios educativos, e incluso de ocio infantil, bajo el argumento de que es una profesión más. Parece obvio remarcar que el ejército no supone una salida profesional más, ya que contiene toda una implicación de un modelo de resolución de conflictos y ,podríamos decir, de teorías sobre el modelo de relaciones interestatales mundial sobre el que en ningún momento la sociedad ha tenido un debate público como cabría esperar en administraciones con participación pública que se quieran denominar democráticas. El contexto educativo debe construirse cómo un entorno que precisamente abra espacio para cuestionar, siendo este aspecto el que podríamos considerar su principal función.

El segundo punto es el que abre una cuestión que podríamos considerar incluso más importante, que es el resurgimiento y reubicación de las luchas antimilitaristas, que de nuevo cobran todo su sentido para gente que estaban fuera de ellas, por un lado, debido al grado de conflictividad global, por otro por lo que este contexto está generado, que se traduce en la grave situación que sufren las personas que buscan refugio que tocan a las puertas de una Europa que ya popularmente denominados “Europa Fortaleza”.

Es decir, control de fronteras por parte de agencias de seguridad como Frontex, la agencia de “gestión” de fronteras de la Unión Europea, formada por agentes policiales armados, uso de drones para el control de sus bordes y tecnologías y servicios de inteligencia de control migratorio.  Un modelo de seguridad sin ninguna duda construido desde una perspectiva militarista.

politica-3Mientras que la política estatal de la seguridad armada nos dice que el problema son aquellos que huyen de la guerra por su potencial terrorista, la lucha antimilitarista señala que el problema viene de mucho más atrás, de todo ese conglomerado de políticas que entran dentro de lo que podríamos denominar militaristas; comercio de armas, imposición de la razón política por el uso de la fuerza, jerarquización de las relaciones internacionales, injerencias de todo tipo a nivel internacional e incremento de la inseguridad fuera de las fronteras estatales debido a intervenciones armadas. Lo que ha venido siendo el modelo de realpolitik ejercido por gran parte de los Estados occidentales, dónde lo que cuenta es la correlación de fuerzas -coercitivas- de los Estados.

Ante esto podemos confirmar que lucha antimilitarista abre el camino para nuevos paradigmas sobre la seguridad y la defensa y sobre los espacios que, como la Fira de Barcelona, cierran este debate frente a mandatos institucionales claros.  Ahora bien, el primer paso por parte de las sociedades está en aceptar que hay que aceptar ciertos grados de inseguridad, inevitables, en este mundo, si no queremos vivir en una jaula construida con nuestro consentimiento que nos aísle por completo, y para eso la lucha antimilitarista también nos abre camino.

Desarma Madrid: Vienen a Madrid los Señores de la Guerra

Des de la campanya Desmilitaritzem l’Educació, us compartim el comunicat de la Plataforma Desarma Madrid en relació a l’acolliment per part de IFEMA Madrid per a la realització del 6o. Saló Internacional de Tecnologies de “Seguretat”

Us animem a adherir-se i difondre les propostes de mobilització i denúncia.

VIENEN A MADRID LOS SEÑORES DE LA GUERRA

logo

Los colectivos, las personas y movimientos abajo firmantes queremos expresar nuestro más profundo rechazo a la Organización del 6º Salón Internacional de Tecnologías de Seguridad Nacional, HOMSEC, los próximos 14, 15 y 16 de marzo de 2017 en el recinto del IFEMA de Madrid, espacio gestionado por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, entre otras entidades.

HOMSEC es la mayor feria de armamento y tecnologías de seguridad que se organiza en el Estado Español. España es un gran exportador de armas, el 6º del Mundo.  Esto no es casualidad y se logra, entre otras cosas, gracias a ferias como esta.

El evento es una muestra de los últimos avances en las diferentes áreas tecnológicas que abordan la Defensa y Seguridad Nacional y se presenta como el “único Salón profesional enfocado a la Seguridad Nacional en España, un país geoestratégico en su relación con Iberoamérica, África y Oriente Medio”.

El promotor de HOMSEC es el Grupo Atenea-Seguridad Nacional, entramado empresarial fomentado por personajes vinculados con el golpe de estado de febrero de 1981 y conocidos por su vinculación a los ideales de la extrema derecha.

HOMSEC servirá de punto de encuentro entre comerciantes de armas y agentes que se benefician del negocio de la guerra, como empresas de seguridad privada militar y empresas de video-vigilancia, entre otras.

En este espacio podrán intercambiar experiencias y “mantener reuniones clave con Administraciones y compradores privados y planificar su seguimiento mediante servicios privados de consultoría”, tal como se recoge en la propia página web del evento. Este tipo de iniciativas sólo contribuyen a recortar derechos y libertades en pos de una falsa y manipulada idea de seguridad.

Instituciones que se declaran defensoras de la paz y los derechos humanos, como el Ayuntamiento o  la Comunidad de Madrid, no deberían permitir que eventos de este tipo se celebren en espacios de gestión pública como el IFEMA.  Queremos que los espacios públicos sirvan para la promoción de una cultura de paz, no como escaparates de la guerra y la violencia.

Nosotras nos negamos a que los espacios públicos se utilicen para alojar este tipo de eventos que fomentan la cultura de la guerra y el conflicto, así como modelos de seguridad represivos y centrados en amenazas militares sobre la integridad territorial y política de los Estados, totalmente alejados del modelo de seguridad humana que defiende el derecho a una vida libre de violencia, incluida la violencia heteropatriarcal, el derecho a una vida libre de miseria y libre del miedo. Queremos un modelo de seguridad humana integral, que contemple aspectos que van desde lo político y lo comunitario, a aspectos relativos a la seguridad económica, alimentaria y medioambiental.

PORQUE CREEMOS QUE OTROS MODELOS DE SEGURIDAD SON POSIBLES:

  1. Exigimos al IFEMA la cancelación del evento.
  2. Exigimos que el Ayuntamiento de la ciudad de Madrid, declarada como una ciudad de paz y acogida en la que todas las personas puedan sentirse seguras, se desmarque públicamente de esta iniciativa
  3. Exigimos a Ayto. y Comunidad que auditen las cuentas de la feria del evento y las haga públicas en aras de la transparencia.
  4. Llamamos a la sociedad civil a denunciar y boicotear esta feria uniéndose a las acciones contra la misma.

 

Contacto y adhesiones desarmamadrid@desobediencia.es

Síguenos en Twitter @desarmaMadrid

Iniciativa promovida por la Plataforma Desarma Madrid, formada por:

Asamblea Antimilitarista de Madrid, BDS Madrid, Ecologistas en Acción Madrid, Mujeres de Negro contra la Guerra (Madrid), Palestina Toma la Calle, Colectivo Utopía Contagiosa y Yayoflautas Madrid.